Archivo para Los limites del control

“Los límites del control”, una clase de arte impartida por el señor Jarmusch

Posted in Cine with tags , on febrero 9, 2010 by bpanacota

He hablado ya del señor Jim Jarmusch en alguna ocasión, pero nunca he comentado nada sobre su cine en este blog. Hace relativamente poco tuve la oportunidad de visionar su última obra, “Los límites del control”. Antes de sumergirnos del todo en el film de Jarmusch, he de decir, que hablar de esta película resulta de lo más complicado.

Bien, Jarmusch nos cuenta una historia de espías, a su estilo, a su ritmo y sobre todo haciendo arte, contraponiendo cualquier tipo de patrón establecido a su calidad artística. Jim manda en “Los limites del control”, juega con el espectador e incluso mucha gente puede pensar que se ríe del mismo, pero en realidad está haciendo una película como el quiere y, según un servidor, de muchísima calidad. Jarmusch te cuenta una historia con miles de interpretaciones y lo más importante y sorprendente: sin ritmo, sin argumento, sin apenas diálogos, sin giros argumentales, sin ninguna floritura para convencer al espectador, repitiendo siempre los mismos patrones… Y dejando en el aire una axiomática oración:  El cine, como arte, a veces no tiene porque tener una explicación. La gente está muy acostumbrada a películas fáciles, que casi te regurgitan el argumento esputándolo directamente en el cerebro, el ejemplo es “Avatar”: una cinta de lo más trillada, realizada, a mi parecer sin ningún tipo de capacidad artística es la más taquillera de la historia, 2112 millones en todo el mundo. Sin embargo, algo realmente nuevo, bueno y creativo apenas se reproduce en 500 salas… en fin, el duro mundo del cine.

Tilda Swinton, una de las estrellas de "Los límites del control"

Como he dicho antes, hablar de “Los límites del control” es difícil, porque cualquier referencia que haga, peca de convertirse en “spoiler”, y en realidad me cuestiono si podría ser “spoiler” porque en la hora y media que puede llegar a durar la cinta no sucede absolutamente nada relevante, pero solo a simple vista y dependiendo de los ojos que lo miren, y eso es lo maravilloso de la última cinta del americano.

Isaach De Bankolé en Madrid. Toda la película se desarrolla en España.

Lo que si es cierto, y no injusto,  es que la película no es para todo el público, solo si adoras el cine de Jarmusch o sientes una verdadera pasión por el cine y por el arte sabrás apreciar esta colosal película. Hace falta olvidarse de todos los criterios establecidos, de los tópicos pobres y vanagloriarse de la inteligente poesía y de la madura narración de la cinta, que demuestra, que Jim Jarmusch, es bueno, muy bueno, y que estará ahí para preservar el arte ante la ignorancia del concurrente costumbrista.

Anuncios