Previews of Coming Attraction

Hoy traigo algo curioso y en cierto modo excéntrico, que pretendo que sea de lo más didáctico posible. Quien mora por el blog habitualmente ya sabrá que adoro el cine de los setenta y de los ochenta, el cine de “exploitation” de cualquier tipo, ya sea “sexploitation”, “blaxploitation”… Bien, no solo adoro las cintas de la época y del movimiento cinematográfico, que en cualquier caso es lo principal, sino todo su significado cultural, su iconografía, su música, el marketing e incluso, aunque suene extraño, la comida y sus respectivos anuncios con los que acompañabas la sesión de cine… En este artículo intentaré enseñaros un poco como era ese movimiento, no os enseñaré cintas de la época, ni haré críticas de las mismas, sino más bien intentaré explicar toda la iconografía, intentaré hondar en el movimiento cultural, que al fin y al cabo es lo que es. Tengo que decir que no he vivido ese movimiento cultural, que por otra parte tendría que haberlo vivido en estados unidos, aunque en España vinieron las migajas…

El cine de explotación, o “exploitation”, es un cine que se basa en explotar al espectador, no me refiero a que el señor se siente y su cabeza reviente cual “Scanners”, pero es algo similar. El cine de explotación trata de llamar la atención del espectador con sus comportamientos o pensamientos más primarios, es decir, el sexo, la violencia… podemos resumirlo en que el cine “grindy”, como a mí me gusta llamarlo, es lo que normalmente no podrías ver en una pantalla de cine normal y corriente, ¿quieres ver violencia desmesurada? Ve a ver una película de “exploitation”, ¿quieres ver sexo? Adelante compra una entrada… ¿Se entiende? Hay muchos tipos de películas que se engloban en el “exploitation”, a continuación haré un repaso, cuasi conceptual, sobre el tipo de películas, aunque primero explicaré que significa el termino “grindhouse”.

El “Grindhouse”, muchos conocieron este termino por la cinta dirigida por Tarantino y Rodriguez, llamada de esa manera por pretender evocar el espíritu de las sesiones “Grindhouse”. Estas sesiones de cine se basan, principalmente en dos películas de “exploitation” por una, es decir tu pagabas el precio de una entrada por ver una sesión “Grindhouse” (excepto en España, que la cinta de esos dos genios no superó la tiranía de las distribuidoras cinematográficas y las separaron en dos películas) Lo que sucede es que son películas dirigidas a un cierto tipo de público. En los setenta las “personas de bien” estaban ocupadas pensando en el caso “Watergate” o en los 58.000 soldados fenecidos que el Vietcong dejaba atrás, y los trabajadores de esta clase de películas, sin una calidad artística destacable, tenían que ganarse el pan, la mejor manera era en sesiones dobles, triples e incluso cuádruples, eso son las “Grindhouse”. Normalmente las salas de cine donde se reproducían esta clase de películas eran sucias, pobres, ubicadas en zonas marginales y casi siempre albergaban a vagabundos, prostitutas, insomnes, o simples personas solitarias que usaban la sala cine para pensar o refugiarse de la fría y peligrosa ciudad, es decir, pagaban el bajo precio de la entrada y durante las dos o tres horas que duraba la sesión descansaban, dormían o seguían emborrachándose sin necesidad de congelarse el culo.

La cinta de Quentin y Robert ha generado la vuelta de este movimiento a las pantallas, casi creando un subgenero.

Las cintas de explotación no pretendían convertirse en iconos de la época en ningún caso, posteriormente si que se han convertido, (me consta que no solo yo soy un amante de estas películas y esta contracultura, por lo menos hay uno más, ademas mi amigo), por lo tanto las cintas se hacían como churros repitiendo casi siempre los mismos patrones y formulas, dando bastante coherencia al termino explotación. Pasaban algunas cosas muy curiosas: ¿nunca os habéis peguntado porque las películas de los setenta, en muchos casos, se ven tan mal? Con bastante grano, con “pelos” repentinos que se cruzan en pantalla, con un color pastel desgastado pero estéticamente efectivo… Eso es porque la distribución de las películas era tan humilde que quizás solo se creaban un par de copias que viajaban por todos los cines del país, eso hacía que la película se desgastase y al verla tuviese esa imagen tan sucia, ese encanto tan iracundo… Lo mismo pasaba con los pósters, por eso las marcas de dobleces en los carteles tienen una especie de hueco estético dentro de la cultura.

Fijaos en la estructura del cartel, en lo que dice... ¡es genial!

Bien, ahora hago un repaso a los subgéneros de la explotación

Podemos empezar unos treinta años antes de la década de los setenta con los anuncios y películas de captación. Esos anuncios sensacionalistas (que tantísimo adoro) que pretenden, en muchos casos, hacer ver al espectador que su vida es plena y no necesita dejar que la sociedad le haga evolucionar (más o menos lo que hace la quinta cadena de nuestro país con toda su programación), anunciando casi “a golpe de martillo”, valores humanos que el señor de turno piensa que son los correctos, y manifestando en cada palabra que si no se realizan serás un despojo social que servirá de leña para los hornos gubernamentales. De verdad adoro estos anuncios, lo que significa me parece algo a tener en cuenta para ser un ser humano un poco menos despreciable.

Este es de mis favoritos, una película dirigida por uno de los reyes de esta clase de cintas, Dwain Esper.

El trailer de la cinta.

Pasamos a la “exploitation” algo más reciente, y nos vamos a la “Biker exploitation”. Un montón ingente de películas de moteros se hicieron con las salas a finales de los sesenta y mediados de los setenta. America estaba siendo invadida por el pensamiento pesimista, debido a la guerra y el alzamiento de Gerald Ford a la presidencia, por lo tanto el público estaba ansioso se ver a tipos rudos pateando traseros, cabalgando un icono americano. Películas como:

Cartel de una de las primeras pelis de Jack Nicholson.

Os dejo el trailer de “Hell´s Belles”:

Vamos a la “Blaxploitation”. Los afroamericanos también quisieron subirse al carro de la “exploitation”, y no solo eso, sino que daban patadas a la raza blanca continuamente emulando cintas ya existentes pobladas de blancos y las explotaban con su tono “funky”, películas como “Blackula”, bastante conocida. Es uno de mis subgéneros favoritos. Aquí la mujer cobraba un papel bastante relevante, la famosa Pam Grier era una de las actrices principales para este género, trabajando en obras absolutamente geniales como “Foxy Brown” o “Coffy”. Las cintas de este subgénero exploraban los bajos fondos y estaban repletas de mujeres, violencia, crímenes y venganza.

El trailer de la genial “Foxy Brown”.

Leed el cartel...es demasiado bueno.

“Boss Nigger”, es un ejemplo perfecto de “Blaxploitation”, un “Spaghetti Western” protagonizado por Fred Williamson, un icono de este cine,  Frost en “Abierto hasta el amanecer”.

Hablaré ahora del “exploitation” de terror, con sus diferenciaciones dentro del subgénero. Nos encontramos con las películas de caníbales, muy célebres a finales de los setenta y principios de los ochenta, cintas como: la famosa y precursora del subgénero mondo, “Holocausto Caníbal”, “Cannibal Ferox” o “Apocalipsis Caníbal” entre otras.

La sonada cinta de Ruggero Deodato.

Trailer de “Apocalipsis Caníbal”

“Cannibal Ferox” me gusta bastante.

Sin salir del subgénero de terror nos vamos a lo que se  llama “Eco-Terror”. Estas obras están protagonizadas por monstruos que si no son animales, son mutaciones de los mismos. Una de mis películas favoritas de este género es “Humanoides del Abismo”, de Barbara Peters (no subo ni trailer ni póster porque haré la crítica próximamente), “Piraña” del genial Joe Dante sería un ejemplo, incluso la que es una de mis pelis favoritas de la historia del cine, “Tiburón”.

Seguimos en el terror, con el “Giallo”. Cine que ya he hablado aquí de él en alguna ocasión. Se basa en el cine italiano de asesinatos con una calidad estética y artística bastante cuidada. Referentes geniales como Dario Argento, Mario Bava o uno de mis mas preciados directores, Lucio Fulci.

“Rojo Profundo” de Argento es una obra espectacular.

El “mondo”, el falso y sensacionalista documental, seré breve, “Holocausto Caníbal” sería la obra más relevante del género y de su autor, precursor del mismo. Como ya la he nombrado os dejo con “Mundo Perro”, la que podemos considerar primera cinta “mondo”.

El “Slasher” es sin duda el subgénero de terror más conocido. Quizás su auge venga a mediados y finales de los ochenta. La saga de “Elm Street”, “Halloween”, “La matanza de Texas”  o “Viernes 13” serían ejemplos de este subgénero.

Adoro esta cinta.

Para casi acabar esta revisión del terror de explotación, vamos con el “Splatter”, comúnmente llamado “cine gore”. Creado por Herschell Gordon Lewis con la genial obra “Blood Feast” a principios de los sesenta. Obras destacables del “Splatter” serían: “Dos mil Maniacos” o “The Wizard of Gore”, ambas de Gordon Lewis.

Grandiosa.

El trailer de “Blood Feast” refleja muy bien el “exploitation”.

Por último en el género de terror, el subgénero de “Zombis”. Pues no hay mucho que decir, todas las películas de zombis de la década las podríamos englobar aquí. Entre mis favoritas, quizás la que más, “Nueva York bajo el terror de los Zombis” de Lucio Fulci.

Dejemos el terror de lado y hablemos de la “Carsploitation”. Es la “exploitation” que se basa en coches, ya sean: carreras de coches, coches asesinos, persecuciones continúas por desérticas carreteras… “Death Proof” es un homenaje a este subgénero. Una de mis películas favoritas está dentro de este subgénero, es “Punto Limite 0”.

Uno de los subgéneros más divertidos es el “Sexploitation”. Russ Meyer, es el rey sin ligar a dudas de este subgénero que explota el sexo mezclado con violencia. Fantásticas cintas como la famosa y verdaderamente espectacular “Fastrer Pussycat Kill!! Kill!!”,  la sueca “Thriller”,  la genial saga de Ilsa, “La mujer lobo de las SS”, “Ilsa, la tigresa de Siberia” e “Ilsa, la hiena del harem” una muy recomendable es “Women in Cages” con Pam Grier.

Brutal pelicula, me gusta más su secuela, pero esta muy bien.

Para ir acabando, con los subgéneros vamos a hablar de “Chambara”, un subgénero del cual Tarantino se nutrió para “Kill Bill”. Gran obra de “Chambara” es “Asesino Shogun”.

Podemos dar un paso al “Whusi-a” (disculpad si no se escribe así, la verdad es que tengo vanos recuerdos de su escritura) que es el cine de espadas chino. Otro cine del que Tarantino se nutre bastante para “Kill Bill” llegando a elogiar a la productora más importante de la época, los “Shaw Brothers”. Incluso el famosos Pai-Mei, es invención de estos señores y no de Tarantino. Os dejo el trailer de “Las 36 cámaras de Shaolin”, el calvito que sale es Chia Hui Lui, que es Pai-Mei en “Kill Bill”y en las cintas de los “Shaw Bros.” y el jefe de los 88 maniacos.

Me voy a saltar varios géneros para mostraros por último el “Spaghetti Western”. También bastante conocido. Es la denominación del cine “Western” hecho en Europa, casi todo en España, por su mayoría directores italianos. Os dejo con mi “Spaghetti Western” favorito, “Django”.

Para acabar, se que ha sido demasiado largo, pero me da igual y es necesario está longitud… Os dejaré con anuncios de la época, anuncios que ponían en el cine y se esperaban por los aficionados casi a modo ritualístico donde se detecta bien el “tono” del movimiento.

Espero que resulte didáctico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: