Hell Ride

Ya hablé sobre esta cinta en artículos anteriores, estaba realmente ansioso por echarle un vistazo, no se, pintaba de puta madre, Tarantino, Carradine, Madsen,  Harleys, 1%, mujeres explosivas hambrientas de sexo y drogas, violencia…

La dirige Larry Bishop, el tío conocido entre mi grupo de amigos como: “El señor eres más inútil que un culo en el codo”,  hijo del actor Joey Bishop y también actor, dirigió “Encantado de Matarte” una película que a mi personalmente me gusta bastante, al enterarme de este proyecto de Bishop y habiendo visto anteriormente su opera prima, pensé que podía ser una muy buena experiencia cinematográfica… me equivoque.

SINOPSIS: Narra la historia de Pistolero, The Gent y Comanche, quienes comenzarán una caza contra los 666ers, un grupo de motoristas rivales que han asesinado a Cherokee Kisum, la novia de Pistolero.

Bueno, eso sería a grandes rasgos la sinopsis, pero solo a grandes rasgos. No se muy bien como empezar a hablar de la película, quizás, empecemos por una pregunta: ¿Por qué Quentin solo produce mierdas de segunda? Hagamos una retrospectiva, veamos que basuras ha producido el señor Tarantino. Tenemos por un lado las terribles secuelas de “Abierto hasta el amanecer”, que en cierto modo estaba casi obligado a producir.  Luego tenemos “Tú asesina, que nosotras limpiamos la sangre” (nombre más propio del gordo Almodóvar) cortometraje que convirtió en largo y seamos sensatos, no le salió demasiado bien. Y por último  la saga de “Hostel”, que en fin, solo tenéis que buscar mi opinión en el blog. Ha producido más pero yo hablo de las películas de segunda que por alguna extraña razón a él le parecen acojonantes. Hell Ride me parecía un proyecto de lo más ambicioso y daba mi voto de confianza a Tarantino y a su equipo, bueno, en realidad a su equipo no, Michael Steinberg y Shana Stein solo han producido y dirigido mierdas, pero no se, se trataba de una cinta con un ambiente “grindy” de los que me gustan (como ya sabéis soy un enamorado del cine de los 70).

Bueno pues cuando la película empieza, parece que vas a ver una opera “híperviolenta” de moteros genial, pero se convierte en una hora y dieciocho minutos de diálogos completamente absurdos, personajes que van y vienen sin sentido, un Larry Bishop que realmente se pone las botas fornicando con todas las muchachitas pervertidas que salen en la cinta, quizás aprovechando su posición de director y productor, actores de segunda mal aprovechados… en fin, lo que normalmente se llama una puta mierda.

Hablemos de los actores: Larry Bishop, es un tipo que no tiene demasiadas dotes interpretativas, no es malo, pero muy pesado interpretando, de hecho me da la sensación que creó a su personaje, Pistolero, sin demasiadas pretensiones artísticas para que no flojeé su interpretación, que por otra parte acaba siendo nefasta. Este hombre empezó formando pareja cómica con Rob Reiner, actor, escritor, productor y director de películas bastante míticas y que conforman un núcleo contracultural de cierta generación, pelis como: la friki “This is Spinal Tap”, la increíble “La princesa prometida”, el referente humorístico “Cuando Harry encontró a Sally”, la entrañable “Cuenta conmigo” o la inquietante “Misery”… pero Larry pasó completamente desapercibido basando su carrera interpretativa en apariciones estelares en series de los 70 o ya en los noventa, en producciones para la televisión.

Dennis Hopper interpreta a Eddie Zero. No me parece mal que intenten dar una oportunidad a Hopper, porque desde que salió en “Super Mario Bros” interpretando al villano Rey Koopa, no levanta cabeza el hombre. No está mal, pero tampoco esta bien que le dejen interpretar un papel sin explicarle siquiera que hace en la película, porque me da esa sensación, el anciano Hopper se pasea por la película sin pena ni gloria y  dando la impresión que no sabe que hace ahí… Al igual que Carradine, que sinceramente me parece una pena que esa sea una de sus últimas películas, por lo menos no será recordado por interpretar a The Deuce, por que ni siquiera me acuerdo yo, su aparición es como un trozo de pollo enganchado a los dientes, molesto.

No me alargaré mucho más, Vinnie Jones me parece un actor bastante carismático pero limitado a los papeles que hasta ahora está haciendo en cine, no me parece mal y de hecho me gusta, pero hubiera estado de puta madre que en “Hell Ride” por lo menos te den una explicación sensata de quien coño es y porque se encarga de matar a diestro y siniestro a todo el santo mundo. Sigamos con Eric Balfour, un chaval que es de lo mejor de la peli y que espero que haga más trabajos porque realmente tiene potencial, pero precisamente ese es su problema en “Hell Ride”, Bishop no es un buen director de actores y no ha sabido aprovechar a Balfour.  Pasemos a Madsen, a mí Michael Madsen me parece un actor genial, es malo, sin llegar a la altura de Ben Afleck, pero queda la hostia de bien en las pelis que sale y el tipo quiere hacerlo lo mejor posible y se nota que se esfuerza, a destacar en “Hell Ride” su voz (la vi en versión original), más ronca si cabe que en el resto de producciones. Por último hablaremos de Leonor Varela, que interpreta a Nada… sus apariciones en la cinta se basan en follar o intentar follar a Bishop, soltando parrafadas bastante extrañas e incoherentes, y en comportamientos descabellados y que se salen completamente de tono.

La banda sonora se compone de canciones sacadas de otras pelis de motoristas interpretadas por el rey de las bandas sonoras de pelis de motoristas, Davie Allen & the Arrows, siendo aun así bastante regular, destaca la maravillosa “Maggot Brain” de Funkadelic.

Bueno, que voy a acabar que me estoy liando, cuando terminas de ver “Hell Ride” piensas en que coño has visto, si ha merecido la pena perder tiempo en verla y te sorprende bastante porque te das cuenta como te han vendido la moto con trailers cañeros firmados por Tarantino. “Hell Ride” es una visión de las pelis “grindhouse” de motoristas, como hizo Tarantino en “Death Proof” con las pelis “grindhouse” de coches, o Rodriguez con las de zombies,  pero siendo muy, muy poco efectiva, con la narrativa típica de esta clase de películas pero sin transportarte en ningún momento a una sala de cine sucia, ni a ese mundo de violencia “pulp” desmedida, un fracaso por parte de Bishop y de Tarantino.

Lo mejor de la cinta, sin duda, el cartel...

Se me olvidó comentar que a veces resulta patetico como cabalgan en sus motos, parece que el único que sabe montar es Madsen.

Impresionante la moto de Madsen

Hopper volviendo al geriátrico después del rodaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: